29 sept. 2010

Mi segunda huelga general

A diferencia de la primera, el 20-J del 2002, en la que me sentí muy orgulloso de hacer huelga, así como satisfecho al ver que se conseguía el objetivo de la misma. Este año no tenía pensado hacer huelga, puesto que sé que no habrá marcha atrás ni veo legítimo que al anunciarse la ley, los sindicatos escondieran la cabeza y dijeran que harían huelga después de vacaciones.

Sé que soy el único de mi empresa que ha hecho huelga, pero la campaña que se ha hecho en los últimos días contra los sindicatos, ha llegado a un punto en que me pregunto si será ya el último paso que les queda en el plan de ruta a los que han montado este pollo de la crisis para dejar totalmente indefenso al pueblo.

Sé que no servirá para nada, que habré perdido 100 y pico euros por no ir a trabajar, pero bueno, nadie me podrá acusar de haber insultado a nadie por ejercer su derecho a trabajar y espero que nadie me insulte por haber ejercido mi derecho a hacer huelga.

Los sindicatos una vez más han demostrado que son una "banda", no tienen cabeza y se han cavado su propia tumba. Me explico: Ante la campaña mediática de la derecha, haciendo incapié en que hoy mucha gente no podría trabajar aunque quisiera, los sindicatos tenían que haber dado la consigna de que no se viera ni una imagen de violencia, los piquetes deberían ser 100% informativos, la violencia y las amenazas son carnaza para los que están en contra de la existencia de los sindicatos. Y ya tienen más argumentos.

En fin, a ver si hay suerte y esto sirve para hacer limpieza de sindicalistas aprovechados que medran por todas partes. Pero esperemos que no derive en una deslegitimación de los derechos a defenderse de los trabajadores.