31 oct. 2011

Nunca tendré un Ferrari

Hoy he terminado de leer "El monje que vendió su Ferrari", un buen libro que sin duda releeré, ¿es un libro de autoayuda?. Probablemente, aún así, parece mentira que tengamos que leer este tipo de libros de vez en cuando para valorar lo que tenemos y replantearnos algunas cosas en nuestras vidas.

Hoy me he levantado razonablemente temprano, con esto del cambio de horario, voy un poco perdido, pero he desayunado un zumo de piña y un trozo de bizcocho buenísimo, luego he mirado un poco como amanecía la semana bursatil e informativa. Después he ido a comprar el pan al Veritas, no tenían integral con cereales, así que hoy solo integral, el de cereales tiene mucho más sabor y espero que más alimento. Como ha salido un rato el sol, he aprovechado para leer en la terraza un rato y he acabado el libro como he comentado antes. Al mediodía he comido macarrones viendo un gran partido de Davydenko, que ha ganado al cabeza de serie número 5 del torneo de Valencia, el francés Gilles Simon, se echan de menos los partidazos de Davydenko, pero es difícil mantenerse muchos años en la cumbre, solo unos cuantos elegidos lo consiguen. Hoy no he entrado en el Quinto Elemento, aunque ha dado entrada porque ha sido en el último minuto la activación y la entrada pegando a la MM200 y al máximo del día, demasiado riesgo, sobretodo teniendo en cuenta que tengo bastantes posiciones que dependen de que el mercado se tranquilice (VIX, lo que significa que hace falta que el mercado suba). He empezado a leerme un libro para aprender a programar en Perl y ya he hecho alguna prueba sencillita, tiene muchas posibilidades. He escuchado el disco "Endorfinas en la mente" de Chambao y he visto un capítulo de Arròs Covat. Después he ido al karate, he cenado un bocadillo de jamón, frutos secos y una manzana, y me he afeitado para irme de fiesta esta noche, ahora me acabo de sentar a escribir mi día y a leer un rato hasta que pasen mis amigos a buscarme.

Com dóna de sí el dia! :-)

The box

Hoy domingo he desayunado a las 8:30 de la mañana los deliciosos churros que ha hecho mi padre, luego me he vuelto a acostar, puesto que había vuelto a las 6 de la mañana. Me he vuelto a levantar al mediodía justo para acabar de ver una aburrida carrera de Formula 1. He comido carne empanada con patatas fritas. Después de comer he estado leyendo sentado al sol un par de capítulos de "El monje que vendió su Ferrari" (cosa por la cual estoy escribiendo esto ahora), con una mosca molestándome a ratos y cuando ya recogía un mosquito tigre que he descubierto en mi tobillo, lo he matado. Tras el rato de lectura, he encendido el ordenador y he estado trasteando un poco con el selector de gráficos del Etchart, me he conectado al Badoo a ver si volvía a charlar con la chica de ayer, pero no ha aparecido y he visto un capítulo de Arròs Covat. He cenado una pizza y después he visto con mi hermano la película The Box, la cual se puede calificar de visible, la idea es buena, ¿qué harías tú si te ofrecieran un millón de dólares pero a cambio sabes que morirá alguien a quién no conoces?. Después un capítulo de Como conocí a vuestra madre y otro de Californication. Y con eso y un bizcocho hasta mañana a las ocho... Bueno, no, como tenía el ordenador encendido, aprovecho para anotar en mi blog, cual agenda personal, lo que he hecho durante el día, uno de los ejercicios del monje del ferrari...

19 oct. 2011

Buena medida

Tasa sobre perros.

Y es que ya está bien de no poder estar tranquilo en casa por culpa de tanto ladrido.

Y de tener que ir por la calle esquivando cagadas y oliendo sus meadas.

A ver si aquí toman ejemplo.

¿Se lo envío al señor Mayoral?.

2 oct. 2011

Octoberbeach

Como las circunstancias no me han permitido plantearme un viaje a la Oktoberfest de Blumeneau, tengo que conformarme con disfrutar de los últimos coletazos del verano en la playa de Mataró.

De lunes a miércoles el tiempo fue idílico, sin nubes, el agua lisa y transparente como una piscina... el jueves se levantó airecito y había que poner bien la toalla para que no saliera volando, aún así el agua seguía transparente aunque no lisa y si bien no invitaba a nadar, sí a darse chapuzones. El viernes y el sábado se veían nubes hacia el litoral que no invitaban a arriesgarse a acercarse a la playa, así que el viernes decidí quitarle el polvo a la bici y ver mi estado físico, el resultado fue muy positivo, casi 42 kilómetros y buenas sensaciones.

Hoy sí que el cielo estaba liso y hacia la playa que he salido, la Nacional II estaba cortada por una carrera de bicicletas y he tenido que hacer una pequeña odisea por el medio de Mataró hasta encontrar el paso subterráneo hacia la playa, hoy había mucha más gente que el domingo pasado, aún así he podido aparcar a la primera y disfrutar de 2 horas de playa, con buen sol, agua un poco revuelta y un poco de brisa marina pero que solo era brisa, no molestaba lo más mínimo.

En resumen, que mientras dure este buen tiempo, intentaré aprovechar para disfrutar de saludables baños de mar y hacer fotosíntesis bajo el sol mediterráneo, alternando mi mp3 y mi kindle. Espero que dure mucho, porque como dicen los Stark, "se acerca el invierno".