25 abr. 2014

El informe Lugano II: Esta vez vamos a por la democracia

Sin haber leído el informe I, he empezado por el II, estaba en la biblioteca y el subtítulo era atrayente.

Pese a que deja claro que es ficción, está muy documentado, se detallan muchos de los problemas del mundo actual y de cómo nos pueden afectar en un futuro próximo y no tan próximo.

Como ya he comentado varias veces en este blog, el aumento descontrolado de la población del planeta es el punto que yo pienso que es capital para que los pobres podamos tener un buen nivel de vida.

Y aunque el libro está hecho como un informe de lo que deberían hacer los ricos para mantener su statu quo y el modelo económico actual, que tan bien les ha ido, sé que el tema del control de la población nos ayudaría tanto a nosotros como a ellos.

Se tocan temas como el control mediático de las masas, del divide y vencerás, del control de los políticos títeres sin personalidad que nos gobiernan hoy en día, de la Unión Europea y como se pasó por el forro el NO a la Constitución y firmó un calco con nombre de Tratado, de como han conseguido que los gobiernos reformen sus constituciones para priorizar el pago de la deuda a los servicios a los ciudadanos, del cambio climático y sus consecuencias, en fin, un poco de todo, nada que los que estamos informados no sepamos ya, pero que va bien recordar de vez en cuando.


17 abr. 2014

¿Cuánto es suficiente?

El otro día fui a la biblioteca después de mucho tiempo, y es que el kindle ha dejado a los libros de papel como algo incómodo, como he podido comprobar al leer este libro, letra más pequeña, reflejos del sol que el gris del kindle evita, en fin, viva la modernidad.

La cuestión es que leyendo un twit de ciclismo2005, me entró la curiosidad por leer un libro que había citado sobre Suárez, así que busqué en internet y apunté la refencia para buscarlo en la biblioteca, pero supongo que no me fijé y en lugar de Can Pedrals, debía estar en Roca Umbert, así que bajé las escaleras para irme, pero en la entrada había una buena colección de libros relativamente nuevos sobre temas de cambio social, así que los miré y no pude evitar traerme dos a casa.

Este libro de Robert y Edward Skidelsky está muy bien, ya que indaga en la historia para buscar lo que podríamos definir como "buena vida", desde Aristóteles e incluso referencias más antiguas.

Un libro muy recomendable para cualquier persona que quiera ser más culta, que en el fondo debería ser uno de los objetivos de una "buena vida".

7 abr. 2014

Tras 2 carreras aburridísimas

Este domingo hemos podido disfrutar de una carrera de fórmula 1 como hace años que no hacíamos, y no digo que haya sido la mejor carrera, pero hemos visto muchas luchas entre compañeros de equipo, que es la única lucha auténtica que se puede ver en la F1 al ser los dos coches completamente iguales.

Si hay un equipo dominador como Mercedes este año, los pilotos de ese equipo pueden permitirse el lujo de luchar entre ellos, puesto que muy mal tendrían que ir las cosas para que otro equipo les haga sombra. Este dominio era muy habitual en el pasado, mucha gente no recuerda los duelos entre Piquet y Mansell en Williams, que fueron los primeros que recuerdo yo, después los 2 famosos años de Prost y Senna en Mclaren.

Después de eso, los equipos dominadores no han tenido un par de pilotos buenos que nos dieran espectáculo, y solo la irrupción de figuras como Schumacher o Alonso, hicieron que el equipo dominante de turno (Williams y Ferrari respectivamente) no provocaran un aburrimiento general como los años en que Williams Renault dominó la F1 con mano de hierro con Prost y Mansell, cuyos compañeros de equipo quedaron en evidencia.

Después de Prost y Mansell, Williams intentó hacer el triple tirabuzón fichando a Ayrton Senna, pero por razones desconocidas en las primeras carreras el dueto no funcionó y para colmo de la mala suerte, ya sabemos lo que le pasó a Senna. Ese año el compañero comparsa se llamaba Damon Hill que no tenía categoría para conducir el mejor coche de la parrilla, pero como daban por hecho el título con Senna, pues cogieron al inglés que tenían más a mano, el probador.

La FIA quiso darle emoción a ese campeonato que Schumacher con un modesto Benetton Ford dominaba con mano de hierro y lo sancionaron varias carreras, con lo que el campeonato llegó igualado a la última carrera y todos recordamos como acabó Schumacher cerrando en una curva a Hill que venía con ritmo suficiente para haberlo adelantado fácilmente en otro sitio, pero en fin, todo el mundo recuerda lo guarro que fue Schumacher.

El año siguiente Benetton consiguió un motor Renault y ahí sí que Schumacher se paseó dejando en evidencia a su compañero de equipo y al dueto de Williams Hill y Villeneuve que tenían el mismo motor que Schumacher.

No me enrollo más, en la próxima carrera escribiré más historias del abuelo cebolleta, que quería hablar también de las bonitas luchas entre el Checo Pérez y Hulkenberg, Bottas y Massa, Vettel y Ricciardo, que sirvieron para compensar el tedio de las primeras dos carreras de este año.