18 dic. 2011

Casi un mes sin hacer el diario

Con lo bien que había empezado, sin duda no podré vender mi Ferrari, primero tendría que tenerlo y dudo que lo compre.

En fin, no han pasado muchas cosas dignas de contar y supongo que por eso me olvidaba cada noche resumir el día.

En general se podrían resumir casi todos en me levanto cuando mi cuerpo me lo pide, me acuesto cuando me obligo a hacerlo, soy noctámbulo sin duda.

El trabajo online no va a ser tan fructífero como esperaba, no se esmeran en poner tareas cada día y me hacen perder el tiempo mirando si hay tareas por hacer, esta semana he tenido que sprintar sábado y domingo para completar el mínimo de horas semanales, cuando mi objetivo era tranquilamente llegar al máximo de horas semanales, cosa que me parece que tratan de evitar a toda costa, no llevo mucho tiempo, así que les daré un voto de confianza (cosa que no sé si ellos me lo darán si en algún momento mi rendimiento no es el que esperan).

En cuanto a la actualidad, seguimos viviendo tiempos interesantes, y más interesantes que se van a ir poniendo, este año he hecho cagadas impresionantes en lo económico, si nos hacen un corralito además me pillará en una situación supercachonda, con una fuente de ingresos internacional y mis conocimientos aumentando día a día gracias a hacer lo que me sale de los mismísimos.

Lo que más me jode es que ya empieza el frío y eso que comparado con años anteriores, el frío se ha hecho de rogar, por los que les gusta esquiar, porque los curritos que se levantan a las 5 de la mañana para ir a trabajar les debe hacer una gracia...

Y qué más... sigo exprimiendo mi kindle, qué gran invento. El tratamiento anticaída del pelo de momento no da signos de funcionar, ya pronto me toca la segunda tanda de inyecciones y después a contar los 3 meses que me dijeron. Como les digo a mis conocidos, "al menos no podré decir que no lo he intentado" y luego ellos me podrán decir "te han vuelto a timar".

Es la vida, es mejor arrepentirse por haber hecho algo que no arrepentirse por no haberlo hecho, o no.