4 jul. 2016

El temor de un hombre sabio

Pues ya está, leído en un plis, ahora a esperar. Se deja uno enrollar por la gente y acaba leyendo libros que enganchan pero que te dejan esperando la continuación.

Nada más que añadir, su señoría.