3 sept. 2008

¿Por qué aquí no se controla el mosquito?

Sin embargo en Cuba:

Minas de Matahambre jul. 9- Como parte del programa de lucha contra el mosquito Aedes Aegypti se desarrolla en Minas de Matahambre una nueva etapa en la campaña antivectorial.

Este nuevo período viene aparejado con el inicio de la temporada de las lluvias de los meses de mayo a septiembre lo que aumenta el peligro de proliferación del vector. Por lo que se hace necesario una mayor atención de los factores de riesgo tanto en el sector estatal como en el residencial.

Cuba como otras regiones de América desde hace muchos años sufre la presencia del mencionado vector y aunque para nuestro país ahora no constituye una amenaza siempre es preciso tomar medidas preventivas al respecto, pues con el paso del tiempo el mosquito ha ido adoptando nuevos hábitat.

En este momento la campaña está dirigida a aumentar la cultura de los pobladores mineros en cuanto a la limpieza de patios y recipientes, así como en el sector laboral la erradicación de vertederos, la limpieza de calles, el mantenimiento de aires acondicionados entre otros.

Muchos son los espacios propicios para la incubación y desarrollo de las larvas del vector, sobre todo si tenemos en cuenta que no se cría en aguas estancadas ni sucias, sino que por el contrario floreros, vasos, búcaros, peceras, tanques de inodoros, recipientes para el almacenamiento de agua para el uso doméstico, bebederos para animales domésticos, salideros de agua limpia en las calles y otros pueden servir de cuna para los mosquitos.

Por tal motivo tanto los trabajadores del centro de Epidemiología del municipio como los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), en coordinación con otras entidades del estado y el gobierno en el territorio se encuentran enfrascados en la tarea.

Las viviendas son visitadas sistemáticamente, los recipientes se revisan minuciosamente y se abatizan ( abate: sustancia química utilizada para eliminar las larvas de vectores), y en caso de encontrar algún foco de mosquito además de informar a los moradores de la vivienda se les repite la visita para comprobar su total erradicación.

También en el sector residencial se fumiga tanto a través de avionetas como de carros fumigadores que garantizan a través de sustancias no tóxicas para los seres humanos eliminar los Aedes Aegypti que a pesar de las medidas antes mencionadas hayan alcanzado la adultez y que sin dudas podrían convertirse en agentes trasmisores del dengue.

La lucha por preservar la salud del pueblo y por prevenirlo de enfermedades contagiosas ha sido desde los primeros años de la Revolución una preocupación que ha movido recursos tanto materiales como humanos, ninguna circunstancia priva al pueblo de su seguridad, pero nuestra responsabilidad social tampoco se hace esperar, juntos combatimos ahora al mosquito.



Por: Nadia García Pérez.
Periodista Radio Minas.
Correo: nadia@rminas.icrt.cuEsta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla
9 de Julio de 2008