7 nov. 2012

El abuelo que saltó por la ventana y se largó

Tras el abuso de libros de prehistoria y lecturas muy realistas, se agradece leer una novela divertida y un poco a lo Forrest Gump. No puedo evitar el paralelismo con una de mis películas favoritas. Un personaje que se va encontrando en momentos importantes de la historia y que para colmo parece haber influido en ella.

El frío ha llegado y las lecturas ahora no siempre son en bañador, aunque algún día sí que si no hace aire, se puede uno poner en bañador tranquilamente. Nota mental: Algún día habría que ir a la playa a respirar aire del mar.

Ahora habrá que ir mentalizándose para salir algún día en bici, que con el uniforme otoño-invierno, seguro que lo pasaré bien.

Hoy he conseguido acabar mi primer webservice con el google app engine, ahora a hacer la aplicación android para explotarlo, me voy a divertir...