12 nov. 2012

Vacas, cerdos y brujas

Gran libro el que por esas casualidades de dejarse aconsejar por un bloggero, acabas disfrutando.

El libro busca razones para ciertos comportamientos que a simple vista pueden parecer irracionales, como el hecho de que los indios no coman vacas aunque estén muriéndose de hambre, o por qué los judíos no comen carne de cerdo.

En fin, un libro que me ha encantado y recomiendo a todo el mundo.

El fin de semana ha estado bien, mucho tenis en la tele, lectura con o sin chimenea, baile de salsa y sin salsa, y hoy lunes por la mañana día espléndido con partido de tenis incluido.

Por cierto, sobre el tenis en la tele y la lectura, he desarrollado un nuevo método de lectura que hace que las pausas del tenis se pasen volando, entre juego y juego lees unas líneas, así puedes aprovechar todo el tiempo de ocio.