25 feb. 2016

Timescape

Otro libro de ciencia ficción ganador del Nebula.

En este caso la acción se divide en un futuro 1998 (sí, me hago viejo) y un pasado 1963.

En el futuro 1998, el mundo está afrontando un desastre ecológico que está acabando con la vida en el mar y provocando una situación de hambruna que los gobiernos del mundo intentan solucionar con grupos de expertos científicos, pero solo dando fondos a los proyectos que ellos creen que pueden dar con una solución, en lugar de dar fondos a cualquier idea.

La cuestión es que el descubrimiento del tachion, partícula que puede desplazarse a mayor velocidad que la luz, da la idea a unos físicos de intentar comunicarse con el pasado emitiendo mensajes en morse con los tachiones para avisar al pasado de la causa del problema actual, que son unos pesticidas que al llegar al mar provocan un efecto imprevisto y desastroso.

En el pasado, un científico y su estudiante de doctorado, se topan con estas señales de tachiones del futuro, al principio piensan que es ruido, pero ante la imposibilidad de deshacerse del ruido, empiezan a estudiarlo y al descubrir el código morse y los crípticos mensajes que hablan de fórmulas químicas, se topan con la incredulidad del catedrático de turno. Un segundo mensaje descifrado les da unas coordenadas estelares, por lo que un científico de astrofísica, atribuye el mensaje a una civilización extraterrestre.

Con estos ingredientes, vamos navegando en el texto entre 1963 y 1998, como son las vidas de los científicos en cada caso, sus familias, la sociedad.

¿Se podrá cambiar el futuro enviando mensajes al pasado? Si te gusta el tema, léete el libro, está muy bien.