4 feb. 2005

No hay derecho

He leído que Luis Aragonés ha convocado a Iván de la Peña para el próximo partido de la selección.

Para los verdaderos amantes del arte del futbol, descubrir hace más de 10 años a aquel chavalín cuyo cerebro era capaz de ver el futuro y poner la pelota allí donde parecía imposible que apareciera un delantero para meter un gol cantado.

Pero se topó con la vieja guardia del Barcelona, que no supo aguantar que se hablara más de un niño de 18 años que de ellos. Bakero dijo una frase que se ha cumplido: "Le falta mucho por sufrir a este chaval".

Los que veíamos todos los partidos que televisaban del Barça B en aquellos tiempos, veíamos como corría y no daba una pelota por perdida, por lo cual cuando los periodistas (amigos de alguien) empezaron a decir que no defendía, cuando el ladrillo de Van Gaal lo dejaba en el banquillo y cuando posteriormente en el Lazio Eriksson también lo dejó en el banquillo (cuando jugaba lo hacía de media-punta y con solo 1 jugador delante, ¿qué pases imaginativos va a dar ahí?).

A lo que iba, después de años y años buscando su sitio, por fin ha encontrado un entrenador que lo ha vuelto a poner en el doble pivote (donde triunfó con Guardiola en el Barça de Robson, dando goles cantados a Ronaldo que los fallaba en uno contra uno contra los porteros).

Y llega el Aragonés y a revolver la mierda, volverán a fijarse en él los periodistas que lo habían puesto a caldo (sin que yo entienda todavía el motivo), quizá le hagan ofertas otra vez equipos grandes para dejarlo en el banquillo y que no podamos disfrutar sus admiradores.

La única pega que tenía siempre, había sido el ser tonto protestando a los árbitros, pero tras su expulsión en el primer partido de Liga, Lotina le leyó la cartilla y no lo han vuelto a expulsar, espero que se haya centrado ya en este aspecto.