8 feb. 2007

Nueva vida

Ya estoy aquí de nuevo, hoy he ido a darme de alta en la mayor empresa del país.

El tiempo no ha acompañado para darme un paseíto en bici, pero ya habrá tiempo.

Tiempo es lo que he comprado para esta nueva etapa, esperemos que la inversión sea positiva y ese tiempo se multiplique.

De momento el reloj ha desaparecido de mi muñeca y aunque nunca se puede renunciar del todo a él, por ejemplo para ir a la hora a mis clases de karate, no puedo negar que es un símbolo de libertad.

En cualquier caso espero hacer todas esas cosas que siempre se quedaban en el tintero con la excusa de "es que no tengo tiempo".