13 nov. 2008

¿Especulador comunista?

Ayer por la noche cuando ya había apagado el ordenador me vino a la cabeza que este tema podría ser interesante para hacer un post.

Y es que alguna vez hay gente que me ha preguntado por qué me gusta tanto el tema de la bolsa y la economía siendo un comunista convencido.

La respuesta es muy sencilla, cosa que no quiere decir que sea corta ni larga de explicar, la situación es esta:

Vivimos en un mundo que se rige por el sistema capitalista, y no solo en el ámbito del dinero, sino en la forma de actuar de la gente, sería tonto por mi parte no adaptarme al sistema, cosa que no quiere decir que esté de acuerdo con él, por algo me quejo siempre.

- Si fuera comunista estarías dispuesto a compartir tu dinero y tus cosas con todo el mundo.

Pues sí, estoy dispuesto a compartir todo lo que haga falta, pero claro en un mundo donde todos fuéramos comunistas y lo mismo que comparto yo, comparte el Rey, Botín, Rajoy y la Maleni.

Pero por desgracia, vivimos en un mundo en el que si no tenemos dinero, no podemos tener un techo, ni comida, ni podemos hacer muchas cosas que nos gustan. (Bueno, lo del techo y la comida, delinquiendo también lo puedes conseguir en este país).

- Hay gente que dice que sin el incentivo del dinero la gente no querría trabajar y el mundo no evolucionaría.

No estoy de acuerdo, ¿realmente a nadie le gusta el trabajo que hace?. Yo siempre he dicho que trabajo por dinero, pero también es cierto que si tuviera cubiertas todas mis necesidades básicas y no tuviera ningún motivo para preocuparme por mi futuro, seguro que no me molestaría ayudar a la gente que necesitara mi ayuda para que sus ordenadores funcionaran o hacer programas por amor al arte, para facilitar la faena a otra persona en su profesión.

¿Nadie cree que se puede ser feliz con estas profesiones si no se hicieran por obligación?:

- Médico, curando a la gente.
- Agricultor, plantando lechugas y cuidándolas y alegrándose de ver una buena cosecha.
- Granjero, cuidando conejos o gallinas o vacas o cabras como el abuelo de Heidy y Pedro.
- Pescador, navegando por el mar sin la presión de un empresario que te envía al mar aunque las condiciones sean malas.
- Conductor de excavadoras, tractorista.
- Cocinero, ¿no es también un arte?
- Ingeniero, inventando sin presión, sin preocupación de tener que hacer las cosas más baratas que la competencia para que el producto triunfe, inventando por la simple satisfacción de hacer cosas útiles y que no existen todavía.
- Artista, cantante, actor, escritor... por el simple hecho de alegrar la vida a los demás.
- Deportista por el placer de disfrutar de la competición y el sentirse bien con uno mismo.
- Basurero o barrendero, por el placer de ver limpio tu entorno, un entorno que sería muy limpio al ser todos iguales y pensar que el basurero o barrendero no tiene porqué recoger la mierda de nuestro perro del suelo.
- Amo o ama de casa, porque te gusta estar en casa cuidando de tu familia.
- Zapatero, porque te gusta hacer zapatos.

Y tantas y tantas profesiones, que no me cabrían todas, todas pueden tener su punto de placer al hacerlas por simple placer, el placer de saber que haces algo útil y que se te da bien.

- Te has olvidado de los vendedores de móviles.

Bueno, también se puede ser feliz siendo vendedor de móviles ¿?, pero si todo es gratis, ¿qué sentido tiene?. Sí que harían falta repartidores, vale que no vivirían la emoción de tener que meter el rollo para que el cliente lo compre, pero bien podrían ser consejeros para que la gente decidiera qué móvil elegir o instructores explicando a la gente que no le gusta leer manuales, como funciona ese móvil.

¡Si es que habría ocupaciones para todos los gustos!

- Pero dicen que en el mundo tiene que haber pobres para que otros vivan bien.

En un mundo capitalista sí, tienen que haber esclavos, pero en un mundo comunista no tendría sentido, ya que por suerte el ser humano ha conseguido no depender de la naturaleza (bueno, no del todo) para subsistir, ya hay muchas tareas que las pueden hacer máquinas y pueden ayudarnos a todos. Con la educación del 100% de la humanidad, la superpoblación desaparecería (como en los países ricos), la gente usaría condones, pastillas, etc... y dejaríamos de ser como los conejos, se tendrían hijos queridos y esperados, no de penalty.

En fin, ya iré complementando el post, me encanta el tema.