9 nov. 2008

Postdata: Te quiero

Aún estoy escuchando la canción que acompaña a los créditos de la película que titula este post, los domingos por la tarde, sobretodo en invierno, son los momentos muertos en los que apetece una peli romántica e intranscendente para evadirse del mundo durante 2 horas.

Esta me ha debido pillar en un momento de bajón y me ha encantado, ayer estuve bailando con una chica en la discoteca, supongo que fue mi lado friki el que me hizo fracasar en el intento de ligue, y es que estar bailando un agarrado arrambando y que te pongan "La revolución sexual" de La Casa Azul, pues te obliga a procesar distintas señales en el cerebro y cuando lo que debía tocar era el culo... pues me volví a separar para bailar aún cogido de sus manos pero rompiendo el momento exacto en que ella debería esperar el "ataque", la cuestión es que no aguantó ni hasta el final de la canción y me dijo que quería bailar con sus amigas.

Es un gran misterio el funcionamiento de las mujeres, en la película la protagonista le revela un secreto a un amigo que le pregunta sobre qué quieren las mujeres, y ella le dice: "La verdad es que no sabemos lo que queremos", así que con esa pista y la información que me da la experiencia espero triunfar algún día, ya dicen que el que no se moja los pies no puede pescar, y yo estoy dispuesto a mojarme los pies, porque molaría ver estas pasteladas románticas con una guapa acompañante los domingos por la tarde.

En fin, momento pastel, el finde se acaba y mañana al trabajo, se me olvidarán rápidos esos ojos negros y esa mirada tímida, ella no sabía lo que quería y yo no le supe ofrecer un buen producto... y es que lo de venderme nunca ha sido lo mío.

Y a todos esos romanticones que hay en el mundo, no dejéis de ver la peli de la Hillary Swank, Postdata: Te quiero.