18 oct. 2005

Más vergüenza ajena

Leo esta noticia.

Y claro, mi estado de ebullición vuelve a subir.

Simplemente con dejar exportar a África un 1% más de lo actual se reduciría la pobreza y el hambre en dimensiones espectaculares.

Y sabiendo que los culpables de que no exporten ese 1% más son las prohibiciones que les imponemos los países desarrollados, sinceramente por la parte que me toca (aunque nadie me ha pedido opinión) siento vergüenza ajena ante esta situación.

¿Por qué se dejó a países como Arabia, Qatar hacerse ricos hasta puntos de insolidaridad con su entorno que harían caer la cara de vergüenza a cualquiera y a otros no se les deja explotar sus recursos en las mismas condiciones?

Vergüenza, asco, rabia, impotencia... hay muchos adjetivos para definir lo que siento.