28 oct. 2005

Poligamia, subsaharianos y ganarse la vida.

Haga una redacción en la que aparezcan estas 3 palabras.

La verdad es que en otro alarde humorístico, la FAES ahora la ha tomado con los polígamos.

La poligamia es tener más de una mujer (o marido) y ahora con lo del matrimonio gay, nos podremos casar mis 3 hermanos y crear así una unidad familiar realmente unida. Las ventajas podrían ser inmensas, sobretodo en lo laboral, y si a nuestro matrimonio le vamos añadiendo a nuestras respectivas parejas cuando las tengamos, y a nuestros padres, ya puestos, la declaración conjunta de la renta puede ser la rehostia.

La llegada masiva de subsaharianos huyendo del hambre y la guerra, y habiendo visto en la tele lo bien que vivimos por aquí (todavía no he visto una serie de televisión sobre la vida dentro de una fábrica...), hace que tradiciones como la poligamia lleguen aquí de hecho y nuestra legislación no esté suficientemente avanzada como para que eso no sea un problema.

Precisamente tengo la suerte de conocer de primera mano el modus vivendi de algunos subsaharianos, que está claro que una vez llegan aquí y descubren que no es oro todo lo que brilla, tienen que ganarse la vida, unos más "legalmente" que otros.

Se dice por ahí, que si necesitamos inmigrantes es porque hay trabajos que los de aquí no queremos hacer, es una afirmación que yo no comparto, yo pienso que la frase correcta es que los inmigrantes están dispuestos a hacer unos trabajos que están tan mal pagados que nosotros no queremos hacer, que creo que no es lo mismo.

Pero como he comentado, veo casos como los de inmigrantes que viven de vender cds top-manta, camisas de marca de dudosa procedencia, relojes que pone Rolex y cuya aguja del segundero se mueve a saltitos (según los entendidos la aguja de un Rolex no salta), en fin un trabajo que creo que no aporta nada bueno a nuestra sociedad, sí a su estómago, pero realmente no creo que sea esa la forma que debemos buscar para que los inmigrantes se ganen aquí la vida.

Yo sigo pensando que si somos muchos, podemos repartir el trabajo y disfrutar de más horas de ocio.

Precisamente ayer en las noticias, vi que los trabajadores de SEAT protestaban porque les habían ofrecido trabajar un 10% menos de horas y por lo tanto cobrar un 10% menos, pero el precio hora seguiría siendo el mismo. Sin embargo, los sindicatos piden prejubilaciones y despidos incentivados, es decir, gente directa a cobrar de la Seguridad Social y el INEM, ¡qué bonito!.

Vale que los que trabajan en los bancos ya disfrutan de trabajar menos horas que nadie y prejubilarse antes que nadie, pero supongo que en los otros sectores tendremos que conseguirlo gradualmente.

Ya me gustaría a mí que me ofrecieran trabajar un 10% menos aunque cobrara un 10% menos, eso significaría tener 50 minutos más de tiempo para vivir cada día laborable.