8 mar. 2007

Mi cactus

En la última rotonda antes de llegar a casa, se me cayó la maceta con el cactus en el suelo del asiento de acompañante del coche, la tierra no tenía consistencia, así que todo quedó derramado en la alfombra.

El cactus volvía a casa después de años al lado de la pantalla de mi ordenador en el trabajo, último día de trabajo, yo me traje a casa mi cactus.

Ahora está al lado de esta pantalla, está un poco alicaído, no sé si sobrevivirá, pero esta noche he soñado que le ponía más tierra y lo animaba a erguirse de nuevo como antaño...

Vaya sueños que tengo.