25 abr. 2007

Uy, uy, uy...

Tan feliz y contento que me he ido hoy para Barna a informarme sobre la posibilidad de hacer el proyecto final de carrera y liquidar el tema 10 años después...

Y resulta que me dicen que tengo una asignatura suspendida, no me quedo con cara de poker porque cuando fui a matricularme la última vez, me salía esa asignatura para matricularme, les dije a los de secretaría que la tenía aprobada y me dijeron que no pasaba nada que a veces "se equivocaban al apuntarlas en el ordenador", pues resulta que no, en libro de actas consta como suspendida, así que ahora a buscar al profesor y esperar que en alguna parte guarde sus notas de hace 10 años, porque el papelito de notas que tengo yo pone que tengo un 6, pero también pone que es un documento sin validez legal.

La verdad es que lo del proyecto no me hace ninguna ilusión, pero ya que tengo tiempo libre, no está de más darle una alegría a mis padres, que sí que le dan importancia a lo del título de ingeniero.

Ya veremos qué pasa, porque esa asignatura era asquerosa y totalmente práctica y presencial (el presupuesto en aparatos acabaría con mis ahorros y no tendría espacio para meterlos en casa), en fin, que después de muchos años en solo una hora he vuelto a recordar porqué acabé tan harto de la universidad.