20 nov. 2007

No a la politización de la escuela

Precisamente un día después de mi crítica a la apropiación indebida del término "antifascista", llegua mi hermano de 14 años a casa diciendo que para el jueves en el IES quieren hacer otra huelga.

La semana pasada ya hicieron huelga por el Plan de Bolonia, huelga a la que se sumó con nuestro visto bueno.

Pero la de este jueves tiene el lema "Carlos, hermano, nosotros no olvidamos", pidiendo la disolución de las bandas fascistas y el juicio y castigo a los asesinos.

El papel donde se explican las razones de la huelga es un panfleto politizado que creo no debería ser entregado a un niño de 14 años que no ve un telediario ni lee un periódico ni por casualidad.

Se habla de las manifestaciones fascistas permitidas por la Delegación del Gobierno de Madrid, de que los medios ocultan el asesinato de un joven de 16 años a manos de los mismos fascistas que en los años 70 asaltaban las sedes de las organizaciones de izquierda y asesinaban a sus militantes, hablan del paraguas que el PP genera a la extrema derecha, de condenas a sindicalistas asturianos (no dicen la razón), de los procesados por quemar las fotos del rey, piden que los sindicatos convoquen una huelga general, en fin, mezclando churras con merinas, un panfletón repartido con los logos del IES y en el pie de página normalizado con esta frase "comunicado de innovación y aprendizaje".

El documento lo firma el SINDICATO DE ESTUDIANTES, por supuesto con faltas de ortografía variadas que ni un corrector ortográfico dejaría pasar (para demostrar la vagancia de sus autores).

En fin, que a rojo y antifascista, dudo que ninguno de los niñatos que convocan la manifestación me gane, pero me producen náuseas leer ese texto repartido entre niños de 13 a 18 años que no tienen ni edad ni criterio para valorar si deben o no adherirse a tal huelga. Una huelga es algo muy serio y no debería ser visto por los niños como una forma de tener un día de fiesta.

Creo que si los profesores han permitido la difusión de este texto, también deberían dedicar unas horitas de su tiempo en buscar vía internet o en diarios los datos a los que se refiere el texto, y aprovechar una hora de tutoría para explicar a los alumnos la importancia de estar informado para evitar ser manipulado, el buscar diversas fuentes de información, el contrastar puntos de vista, el saber que los medios de comunicación responden a unos intereses que van más allá del derecho de la información, en fin, que al colegio se va a aprender y el no ser manipulado es una de las cosas más importantes que te pueden enseñar en la escuela.