22 oct. 2010

Viernes por fin

Y se acabó otra semanita, la primera completa con frío.

Acabo de leer esto.

Qué casualidad, la sustancia es clembuterol. Siempre me ha gustado el símil de los caballos con el ciclismo, bueno, siempre no, en realidad desde aquella contrareloj donde un tío echando espuma por la boca estuvo a punto de ganarle a Indurain. Al año siguiente lo consiguió, el señor de la espuma en la boca, ahora apodado Mr 60%.

En fin, los tiempos en que ver el Tour las tardes del mes de julio era un disfrute, pasaron hace mucho tiempo, con la Operación Puerto lo vi todo claro y tendría el mismo sentido ver el Tour que ver carreras de caballos.

El fin de semana se presenta bien, en el sentido de que parece que podré jugar mi partido de tenis y a ver si me acabo ya el libro que me estoy leyendo en mi flamante e-book.