10 may. 2004

Semos azules



Y es que levantarse un domingo a las 6 y pico de la mañana es una cosa que se lleva bien cuando puedes compartir el camino con tantos amigos.