2 jun. 2011

Semanita fresquita

Parece mentira que un apasionado del calor como yo esté contento con esta bajada de temperaturas.

Me debo estar haciendo mayor pero veo más posibilidades con este tiempo primaveral que con el calorazo veraniego.

La causa puede ser la desaparición de la primavera y del otoño, llevamos años en los que pasamos del frío al calor y del calor al frío de golpe, sin apenas intervalo, esta semana me ha recordado esa primavera perdida que permite ir en manga corta sin pasar frío.

El viernes son las fiestas de la Ascensión y no he podido evitar pensar en qué sentido tienen actualmente estas fiestas locales, fiestas en que muchos de los habitantes de la ciudad tienen que madrugar como cualquier otro día e ir al trabajo que tienen en otra localidad. Si se da el caso de que los dos integrantes de la pareja trabajan, además tienen un problema, donde dejar a los niños.

En fin, que esta sociedad tiene muchas cosas mejorables, algunas sencillas como esta, un calendario único de fiestas y que cada uno celebre en su pueblo la fiesta patronal como más le guste, pero todos en la misma fecha.