2 ene. 2006

2006

Se acabó la semana de vacaciones y empieza otro año.

No se puede decir que el año haya empezado con buen pie, pues tengo un dedo de la mano derecha morado y no me hace ni puñetera gracia, espero que no sea grave, más me vale.

Ayer en Buenafuente, comentaban eso que se dice cada año el día 1 como "EL AÑO QUE VIENE NO SALGO", yo lo he cumplido y este fin de año no he salido, como no me arrepiento, puedo escribir aquí "EL AÑO QUE VIENE, TAMPOCO SALGO".