12 ene. 2006

Saber retirarse a tiempo

es una virtud de la cual carezco.

Precisamente hoy uno de mis chicharros bursátiles, por fin está dando un tirón de los buenos, de hecho ya lleva varios días, pero hoy parecía que iba lanzado y no he sido capaz de vender, ya veremos que pasa...

Pero ayer se me presentó otro momento crítico en mis planes, pues este año tenía pensado llevar a mi hermano al Campeonato de Catalunya de karting, porque este año le ha ido muy bien en el campeonato social y creo que el mejor paso para que siga aprendiendo es hacer el Campeonato de Catalunya. Pero hacerlo con un equipo tiene un precio prohibitivo para cualquiera que no sea rico, hacerlo por tu cuenta también es prohibitivo pero si tienes un remolque y cuatro cosillas más pues lo puedes hacer, yo no tengo remolque y un amigo mío sí, pero él al final va a ir con equipo, por lo cual si quiero hacer el campeonato tendría que invertir en un remolque o una furgoneta de segunda mano, además de una pequeña infraestructura.

Lo mire por donde lo mire, hago números y aunque lo puedo pagar, no sé si vale la pena, pues si no hacen en karting algo como lo que hicieron con las motos en la Movistar Junior Cup, gracias a la que Pedrosa no tuvo que dejar las motos, aunque me gastara el dinero este año, el año que viene seguramente me encontraría con el mismo dilema a no ser que se demostrara que el niño no vale, pero si demuestra que vale, ¿cómo le digo que lo tiene que dejar?.

En fin, que me lo tengo que pensar bien, ¿retirarse o seguir?, lo bien que nos lo hemos pasado estos 2 años de karting (pese al sustazo aquel...) ya no nos los quita nadie.