4 oct. 2006

Lo intenté

Ayer leí en el blog del Punset que era el director de un nuevo programa de la primera, llamado "El primero de la clase", que iba a intentar ayudar desde la televisión a la mejora de la educación de los niños.

A la hora de cenar me encontré con el programa por casualidad, pero no aguanté ni cinco minutos, la manía de meter famosos en todos los programas de hoy en día me hace cambiar de canal forzosamente.

Seguimos en un mundo donde para tener hijos solo se necesitan un pito y una rajita, luego sale lo que sale, un día abandonan el perro y al otro tienen un hijo y lo plantan delante de la caja tonta, de la consola o del ordenador para que no molesten.

¡Qué bonito es el mundo!