3 nov. 2004

Gracias al gol de Ronaldinho

Ayer fue un lunes atípico, sí, era martes, por lo tanto no tenía que ir al gimnasio a desfogarme.

Esto provocó que pusiera la tele y viera el partido del barça, la verdad es que veo muy poco futbol desde hace unos años, siempre he sido un gran aficionado al balón, pero los esquemas ultradefensivos mataron mi afición.

Tengo que reconocer que bajé a cenar y me perdí el principio de la segunda parte, pero el partido me gustó, además oyendo música en la radio o el Força Barça, según las canciones de mi zapping radiofónico...

Después del futbol vi Las Cerezas de Julia Otero, que me encantó la semana pasada y esta me sorprendió con la obsesión de las mujeres por la "belleza" de Javier Bardem, ya entiendo porqué no ligo...

En fin, que ayer vi la tele, y sí, nos las prometíamos felices cuando nos fuimos a acostar, pero los americanos han cumplido las expectativas y han demostrado lo tontos que son.