30 nov. 2004

O estás conmigo...

o estás contra mí.

Es la máxima de muchas mentes simples que campean por el mundo y que, para nuestra desgracia, tienen muchas veces cargos de responsabilidad.

En esta vida no es todo blanco o negro. Hay matices, la inteligencia es saber distinguirlos.