9 may. 2006

Lo mío

Por fin han salido las bases de las viviendas de protección oficial en Granollers.

Los precios no me gustan nada, la mayoría de los pisos pasan de los 30 kilos, así que habrá que pujar por los de veintipocos, yo no necesito un piso grande.

Entre los requisitos está el tema del 5,5 veces el salario mínimo, ya veremos si lo cumplo, como me dejen sin piso antes del sorteo por esa putada me voy a cagar en haber estudiado para tener un buen trabajo. Es irónico que si en vez de ir a la universidad, hubiera hecho FP y me hubiese puesto a trabajar a los 19 años, seguramente ahora tendría un sueldo parecido al que tengo pero ya tendría pagada la hipoteca de uno o 2 pisos.

Al final todo en la vida se puede resumir en aquello de estar en el sitio justo en el momento adecuado.