29 may. 2006

¡Qué calor!

Vaya fin de semana de verano sin playa que hemos tenido por aquí.

Yo con mi garganta irritada por la mierda del aire acondicionado de la empresa, feliz de mí pensé que con el calorcito podría mejorar, pero nada, aquí sigo con la garganta irritada.

Ayer me tocaba la etapa reina del ciclismo, ya que este mes al no haber carreras de karting he podido salir todos los domingos y habíamos hecho un planning de menos a más para este domingo subir al Pla de la Calma, pero el calor nos impidió llegar arriba.

Quedamos a las 9 para no pasar tanto calor, pero al ser la etapa más larga de lo habitual, nos encontramos con que el sol nos daba de pleno en lo más duro de la subida, así que exhaustos, fracasados emprendimos el regreso...

Lo malo no fue no poder llegar arriba, lo malo es la insolación que debí pillar pues me pasé toda la tarde del domingo en cama con un dolor de cabeza horrible y ahora tengo un mal cuerpo que no me aguanto, la cabeza no me duele pero me la noto rara, tengo mocos y me duele la espalda.

Bueno, hoy vengo provisto de muchos caramelos para ver si no se me reseca la garganta y se me va el resfriado este de mierda, resfriado en mayo, estoy cabreado, siempre había pensado que los resfriados eran debidos al frío y por eso odio el frío y el invierno.