15 may. 2006

Prioridades

Quizá es meterse donde no me llaman, pero el descojone que me produce ver a gente en mi trabajo que se creen que la empresa funciona gracias a ellos es brutal.

Gente que se amargan la vida por una mierda de sueldo y luego van rajando por todas partes y expandiendo un tufo negativo a todo lo que tocan.

Gente que raja de los demás y de la misma empresa, pero que sin embargo les dices: "pues di que te van si no te solucionan el problema y ya verás como te lo solucionan". Y te sueltan: "¿Y si me dicen que me vaya?".

¿Tan inútiles se creen para no poder encontrar otro trabajo? Es extraño, tanto decir que son tan buenos y que la empresa funciona gracias a ellos, cualquier empresa querría tener gente tan buena y cualificada como ellos.

En fin, cosas curiosas que se ven en todas las empresas y que a los que sabemos que no somos más que peones dentro del funcionamiento de cualquier empresa, nos hacen pasar de la indignación (cuando te cae bien el otro pringao y quieres hacerle ver la luz) al descojone (cuando esa persona te cae como el culo).