10 nov. 2011

¿Y ayer qué?

Pues sí, ayer me olvidé, así que hice el repaso del día mentalmente, fue un buen día.

Hoy ha sido un día non-stop, me ha despertado el despertador y he desayunado lo de siempre, luego he ido a Barcelona, he aprovechado para leer el manual de la nueva tarea del nuevo trabajo y al volver me ha dado tiempo de leer más de "Hay alternativas", gran libro, se lo podrían regalar a todos los políticos electos, si supieran leer. Hoy me ha tocado el tratamiento de láser.

He llegado a casa al mediodía casi a la hora de comer, hoy había judías verdes con patatas, buenísimas, de postre mandarinas.

Por la tarde me he apuntado a un webinar del nuevo curro, he empezado a trabajar un poco y he empezado con mal pie la sesión bursátil, el vaca-cerdos de junio se ha ido a -29,5 un desastre, para colmo ha fallado el primer quinto elemento del día y burro de mí me he metido en un mars-attack bajista que ha provocado que me perdiera el seguindo quinto elemento del día, con el que hubiera quedado en tablas si solo hubiera utilizado el quinto, por suerte el tercero del día ha funcionado y he recuperado las pérdidas del primer quinto, no así las del mars attack. Lo de siempre: Se pierde en un día malo lo ganado en varios días buenos.

La clase de karate hoy tranquilita, de cena bocata de jamón y postre manzana, y para cerrar el día un capítulo de Californication, ayer tocó el primero de la tercera temporada de Hung.

Mañana más.