21 sept. 2005

El anuncio del hombre y el café

Por fin lo vi ayer, después de haber leído sobre él en el blog del Teleoperador.

La verdad es que me hizo gracia, yo siempre soy de los que en casa me dan la lata con que "no escucho", me tienen que decir 2 veces las cosas y es verdad, cuando estoy por una cosa, puedo tener a alguien al lado hablando 5 minutos y no me entero de nada...

Sé que a veces puedo parecer maleducado, pero si yo claramente estoy mirando la tele o el ordenador, o leyendo algo, en fin, que si estoy ocupado con algo, o se me avisa para que desvíe la atención, o difícilmente me enteraré de lo que se me esté diciendo.

No es sordera, aunque a veces lo parezca, es total y claramente falta de atención.

A veces me da rabia, porque me pongo música para amenizar mis ratos de trabajo o conducción, y cuando me doy cuenta se ha pasado el disco y no lo he disfrutado a tope.

Ahora mismo suena en la radio una bonita canción de Keane, "Somewhere only we could know", recuerdo el vídeo-clip, hace meses que lo daban en la tele... el grupo que no tiene guitarras, mola, me encanta como suena el piano.

Pero quizá por el hecho de poderme concentrar en la tarea principal que esté haciendo, haya llegado a ser lo que soy y como soy. ¿Donde he llegado? Pues no lo sé, pero aquí estoy... tampoco es cuestión de darle muchas vueltas, no vaya a ser que tenga al lado a alguien hablándome y no me entere...