16 sept. 2005

Turismo rural

Esta semana unos amigos han planteado la posibilidad de ir un fin de semana a una masía rural.

Teniendo en cuenta que nuestra colla ya cuenta con una pareja con una niña, una pareja casada, otra que si pudiera pagarse un piso(los 2 tienen carrera) ya tendría fecha, y un par de solterones, la idea no deja de ser curiosa.

Pero, como no lo hicimos cuando teníamos 20, ¿por qué no lo vamos a hacer con 30?.

Así que vamos a empezar a mirar el tema, puede ser curiosa la convivencia (qué bien suena esa palabra cuando uno recuerda las de egb o bup, las colonias..., qué tiempos más inocentes...).

La verdad es que a mí me hace gracia la idea, nos vemos cada mes o 2 para ir a cenar, y claro es lo típico, cena, charlar y poco más.

En la casa rural tendríamos más tiempo para jugar a las cartas, al monopoly, hacer alguna excursión a la montaña y comer un bocata de atún en medio de un prado... en fin, relax en compañía, creo que puede estar bien, compañía para los solitarios y romper la monotonía para los aparejados.

Espero que la idea siga adelante, en estos tiempos las novedades son bienvenidas.