20 sept. 2005

Teles ilegales

En estos tiempos convulsos mediáticamente, ha saltado a la actualidad la noticia de que la Comunidad de Madrid ha iniciado las emisiones de su segundo canal analógico sin permiso del Gobierno central.

No entiendo por qué tal noticia tiene tanto sonido mediático, a no ser que busquen hacerse publicidad gratis.

Cuando hago una búsqueda de canales en mi televisión, me aparecen muchísimos canales, tantos que incluso alguno de los más importantes no se ve con la nitidez que debería, intuyo que por culpa de las interferencias de los otros.

Si cualquier telepredicador o tele de concursos chorras puede emitir, no sé si legalmente o no, ¿por qué no va a poder emitir un canal que depende de un gobierno elegido democráticamente (me acabo de acordar de Tamayo y Sáez, pero bueno, hagamos como si no me hubiera acordado...) por el pueblo?.

La verdad, tal como está la televisión hoy en día, no tiene sentido darle tanta importancia al tema, estamos en la era de internet, y por suerte para muchos de nosotros, ya nos podemos hacer la parrilla televisiva a la carta, incluso si los señores de Antena 3 nos quieren fastidiar poniendo al Buenafuente lo más tarde que pueden, programamos el vídeo y lo vemos en prime time al día siguiente, a la hora de la repetición de Aquí no hay quien viva.

Los tiempos cambian, y no siempre para mal, que hablen más de las colas de espera y menos de estas chorradas que al fin y al cabo, aunque resten pasta que podría ir para hospitales, tampoco creo que disparen mucho el presupuesto de Telemadrid.